Orientagades Blog

Todas las novedades en orientación educativa

Las consecuencias de abandonar los estudios

Posted by Mamen en 20 diciembre 2009


La crisis impulsa el retorno a las aulas de un elevado número de jóvenes

El paro obliga a un alto número de jóvenes a retomar los estudios que abandonaron para trabajar en la construcción, como carpinteros o fontaneros. El centro de adultos, desbordado y con lista de espera

DIARIO DE CÁDIZ – F. M. / Chiclana | Actualizado 20.12.2009 – 05:01

Alumnos que están participando en el taller Viñas de Chiclana.

“¿Pa qué vas a estudiar con el trabajo que hay?” Ese era el menaje que algunos padres inculcaron a sus hijos cuando apenas tenían 16 ó 17 años en la época dorada de Chiclana y cuando la economía era boyante. Había faena a raudales y a los chavales tampoco les iba muy bien los estudios. Así, estos últimos también forzaban a sus progenitores sobre la necesidad de ejercer un empleo, normalmente en la construcción o sus derivados, ante la probabilidad de ser uno más en la lista del fracaso escolar. Entre unos y otros, la formación se dejó de lado y, al final, la tortilla ha dado la vuelta a causa de la feroz crisis económica, algo que se refleja en los datos del paro: 11.000 desempleados hasta la fecha.

Responsables de sindicatos, institutos y la Escuela de Adultos de Chiclana explican que desde hace algo más de un año se está dando el fenómeno del retorno de jóvenes a los estudios de Secundaria o a la realización de cursos o talleres de formación. “Y qué vamos a hacer si no tenemos trabajo?”, decía Salvador, un joven de 25 años de la Escuela Taller Viñas de Chiclana que antes trabajaba en la construcción y que se ha quedado en paro. En las mismas circunstancias se encuentran algunos de sus compañeros de formación, como es el caso de José María, empleado hasta hace poco de una carpintería. Ambos comenzaron con estas profesiones desde muy temprana edad, apenas cumplieron los 17 años cuando abandonaron sus estudios por un trabajo.

“Hay que aprovechar el tiempo”, en eso coinciden Salvador y José María, quienes han elegido el camino de la formación para prepararse de cara a un nuevo futuro laboral.

Con la misma papeleta se enfrentan otros muchos jóvenes de la ciudad que no tienen ni empleo ni estudios. La prueba de ello está en que el Centro de Adultos de Chiclana dispone de 180 alumnos que han vuelto a coger los libros para acabar el ciclo de Secundaria. Y son afortunados, porque en estas instalaciones educativas hay lista de espera.

Vuelven a los estudios con edades más avanzadas de lo habitual, pero siguen siendo jóvenes y entienden que la preparación académica es una buena salida para incorporarse nuevamente a un puesto de trabajo.

“Hay chavales muy jóvenes con hijos, con una hipoteca a sus espaldas y que antes gozaban de un holgado estilo de vida cuando sobraba el trabajo”, señalaba Antonio Rodríguez, director del Centro de Adultos Dionisio Montero. “Tenían un nivel de vida más que aceptable, pero se les han venido encima una crisis que no esperaban”, añadió.

Rodríguez indicó que en la última reunión que se mantuvo en Cádiz entre directores de centros de adultos de la provincia se abordó la imperante necesidad de ampliar el cupo de plazas para los jóvenes que quieren regresar a los estudios. En el caso de Chiclana, la ratio de estudiantes se supera con creces. Cada aula cuenta con una media de 40 alumnos, mientras que tendría que soportar los 25. “Los profesores asumimos esa responsabilidad a base de trabajo y de manera solidaria porque entendemos que todas esas personas demandan esos estudios. En la medida que podemos queremos colaborar en esta complicada situación”, dijo Rodríguez

Para el director del centro está claro que la gente se emplea a fondo para encontrar la manera de conseguir una titulación ante el pésimo panorama laboral que existe en estos momentos. “Las futuras oportunidades de empleo van a exigir estudios de Secundaria, eso como mínimo”, asegura.

Por su lado, el secretario local de UGT, Juan Pedro Cabrera, describe el perfil de las personas que demandan cursos de empleo: parado entre 25 y 35 años, con escasa formación y que desde muy jóvenes ejercieron en profesiones que ahora no tienen salida.

El responsable de UGT mantiene la línea de Antonio Rodríguez ante la avalancha de personas que eligen el camino de la formación. “La repercusión de la crisis en Chiclana y en otras muchas localidades ha sido muy fuerte e inesperada. Hablamos de personas que se emanciparon muy jóvenes y que ahora han tenido que volver a casas de sus padres porque no pueden responder a los pagos que exigen las hipotecas”. Para Cabrera se ha producido un fuerte desajuste social en un escaso margen de tiempo, difícil de aceptar por muchos de los afectados.

Pero este sindicalista también aprovechó la ocasión para recordar que no sólo son los hombres los perjudicados, sino que también hay un elevado número de mujeres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: